Yadira, la madre de Loredi, reconoce las atenciones gratuitas que  la Salud Pública y la Educación, dan a su hija~1    Con la nobleza del corazón los trabajadores de la Salud Pública cubana, asumen con carácter supremo los deberes en cualquier institución del sector y en las voluntades que también se hacen evidentes, en esas admirables ayudas internacionalistas. Tienen el poder natural de convertir los resultados en obras bellas, donde prima una máxima: salvar vidas.

Uno de los Programas dentro del sector, que además recibe metódico seguimiento, es el concebido para el Adulto Mayor, donde se inserta el Grupo Básico de Trabajo (GBT) integrado por varios especialistas: pediatra, obstetra, psicólogo y defectólogo, los que unidos al médico y enfermera de la familia, buscan mejorar la calidad de vida de los pacientes y orientar los personas más allegadas a ellos, elevando a su vez el grado de satisfacción de la población.

Los Retrasados Mentales (RM), discapacitados, encamados, postrados y los incontinentes, reciben los cuidados y desvelos, de sus seres queridos, así como de los técnicos y profesionales, integrados estos últimos a la indetenible hueste de las batas blancas.

En Santa Cruz del Sur, la dispensarización de todas esas personas se encuentra al 100%, a partir de la revisión de la historia clínica familiar; las informaciones obtenidas en el registro de discapacitados del departamento de Trabajo Social; áreas de salud (cuatro en la localidad); los informes aportados, incluso, por el Programa Materno Infantil (PAMI) y el Centro de Diagnóstico y Orientación (CDO).

Esmérida Quintanel Vega~1Cynthia Guevara Alcalá, máxima funcionaria del Programa municipal del Adulto Mayor y Trabajo Social, informó la existencia de dos mil 66 pacientes de ambos sexos con discapacidades, catalogados como físico motores, ciegos, baja visión e hipoacúsicos.

 

 

“Recibe cada uno el apoyo de sus instituciones: Asociaciones Nacionales de Limitados Físicos Motores (ACLIFÍM), Ciegos y Débiles Visuales (ANCI) y Sordos e Hipoacúsicos (ANSOC) y el chequeo de cada uno de los especialistas, con que contamos”.

En cuanto a los RM presentes en el sistema comunitario, comunicó, se realizan actividades de evaluación, diagnósticos y estrategias de intervención médica, psicopedagógica y social: “Llevándose a cabo las captaciones de los recién nacidos patológicos o en riesgo para intervenir oportunamente”.

“Todo está bien definido”, puntualizó Guevara. “En este tipo de entidades diagnósticas se integran el MINED (Ministerio de Educación) y el Órgano de Trabajo. A los casos que lo requieran, se incluyen en la Enseñanza Especial y en talleres o áreas protegidas, tanto institucionales como comunitarios”.

Cynthia Guevara Alcalá, máxima funcionaria del Programa Municipal del Adulto Mayor y Trabajo Social~1

Se busca, en fin, lograr un entorno sin barreras, en que los discapacitados intelectuales, como el resto, tengan pleno respaldo familiar, comunitario… donde la sensibilidad humana no escape, fundamentándose en capacitaciones educativas y sano esparcimiento, a través de actividades culturales, recreativas, deportivas, aprovechándose al máximo los recursos en manos de la comunidad.

Yadira Águila García, madre de Loredi Chávez Águila~1Yadira Águila García, hizo referencia al retraso en el desarrollo psicomotor de la quinceañera Loredi Chávez Águila, su hija.”Es un síndrome aún no definido, cuyo cariotipo es el 46, xx, cuatro q+. La niña fue operada de una cardiopatía, mantiene un soplo sistólico y tiene ausencia renal derecha… Si viviéramos en un país capitalista se me hubiera muerto. Toda la asistencia médica que recibe es gratuita; y recibe clases en la escuela de enseñanza especial Tania la Guerrillera”.

Una intervención quirúrgica por hernia discal, permitió retirarle, a tiempo, un tumor de diez centímetros cercano a la dolencia, a Floirán Aguilar Maturell. “El cirujano pensó, no lograría yo dar un paso. La ayuda de mi esposa, del fisioterapeuta, más la voluntad que he mantenido, ha posibilitado poder pararme de esta silla de ruedas. Eso sí: ¡gracias a los médicos! le puedo hacer el cuento. Tengo lo necesario para seguir existiendo”.

Floirán Aguilar Maturell~1“Soy débil visual”, refiere Esmérida Quintanel Vega. “La Revolución cubana, agrega, es generosa con todos sus hijos. Tengo un modesto hogar, pues recibí, incluso, el apoyo de la ANCI. El médico y la enfermera de la familia me visitan, y exigen mi presencia en las consultas establecidas. Sin exagerar, le digo, soy feliz”.

Otro grupo, ascendente a 566 pacientes presentan incontinencia fecal, vesical o doble incontinencia, 72 se encuentran postrados y 193 encamados. “Cada uno recibe el módulo establecido de aseo; medicamentos y el seguimiento especializado, porque nadie en Cuba, quedará desatendido”, acotó Cynthia.